Análisis de OculusRift

OculusRift es  un casco que nos permite jugar a los videojuegos en primera persona, como si fuéramos  nosotros los que verdaderamente estamos en el juego. Estos sistemas no han  estado exentos de polémicas a lo largo de los años; podemos encontrar en el mercado  algunos  modelos  primitivos  que  no  llegaron  a  consolidarse  en el mercado.

Pero OculusRift  es diferente  porque  nos aporta un realismo y un control adaptado a las nuevas tecnologías,  lo  que  nos  hace pensar que quedará perfectamente en el mercado.

Review de OculusRift

Este  dispositivo  sólo es capaz de controlar nuestra visión; es decir, que para poder mover  al personaje de un determinado videojuego, será necesario disponer de  un  dispositivo externo.  Normalmente esto será posible gracias a un teléfono móvil que se sincronizará con el “OculusRift”.

Para  que  lo  entendamos:  es  como  si  eso sustituyera  al  movimiento  del ratón tradicional. Es decir: cuando nosotros queríamos que la cámara de  un  determinado juego girase, o bien desplazábamos el ratón, deslizábamos el dedo (en él un móvil) o utilizábamos las crucetas (en consola).

En  este  caso no es necesario. Con tan solo girar nuestra cabeza, seremos capaz de   hacerlo.  Esto  da  un  toque  mucho  mayor  de  realismo  ya  que  podemos encontrarnos,  por ejemplo, en cruentas guerras donde nuestra victoria dependerá de observar completamente nuestro entorno antes de poder avanzar.

Estas  gafas  disponen  de dos cámaras, una para cada ojo, de esta forma podemos obtener  un  completo  mapa  en 3d que compone el escenario. Lo que se busca con este dispositivo es el realismo:  poder  jugar  al  mismo  estilo  de  videojuegos  de  siempre  pero  como  si estuviéramos allí,   siendo   nosotros  los  verdaderos  protagonistas  de  la historia.

Be the first to comment on "Análisis de OculusRift"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*